Beatriz de York, así viste la nueva novia real inglesa

Tras la boda real del príncipe Harry y Meghan Markle, en 2020 llega el turno de Beatriz de York. La nieta de la reina Isabel II e hija mayor del príncipe Andrés y Sarah Ferguson, ha dado la noticia de que se casa con su novio, el multimillonario italiano, Edoardo Mapelli.

El enlace se ha anunciado en las redes sociales oficiales de la familia a través de un sencillo mensaje y nos ha pillado por sorpresa. La pareja, que apenas llevaba un año de relación, se comprometía este mismo mes de septiembre pero a penas hemos tenido más datos hasta hoy.

La fecha se desconoce, los detalles del evento también. Sin embargo, lo que sí que podemos tener claro es cómo va a ser el vestido de la novia. No hay más que analizar el estilo de Beatriz para saber que su vestido será de todo menos discreto. La joven royal tiene una forma de vestir muy personal (a veces tan propia que es difícil de descifrar) y tiene claro qué le gusta y qué no.

Su colores fetiche son el verde, el azul y el burdeos. ¿Cómo le sentará a la futura novia el sencillo y poco llamativo color blanco?

1Verde limón

A Beatriz le gustan los colores vivos y, por algún motivo que aún desconocemos, le gusta combinarlos con accesorios que. quizás, sean demasiado.

2Nude

En 2014, la royal asistió en Roma a la boda del príncipe Amadeo y Lily Rosboch von Wolkenstein apostó, sorprendentemente, por un tono nude. Sin embargo, en la estructura y corte del vestido, no arriesgó. Beatriz suele llevar vestidos que marquen cintura y faldas más voladas, de estilo princesa.

3Negro

De largo y con estampado colorido, Beatriz a veces saca su lado más dark.

4Púrpura

Para la Gala Met de 2018, en la que el dress code requería ir vestida con iconografía católica, Beatriz de York eligió un vestido de gasa morada. Una vez más, marcando cintura y repitiendo con los colores estridentes.

5Burdeos

Uno de sus colores favoritos para vestir es el burdeos. De terciopelo y con un mini vestido negro, nos parece un acierto.

6Azul bebé

La tradición británica y su protocolo, en muchos actos, obliga a sus asistentes a llevar tocados o diademas. Beatriz de York, siempre prefiere burro grande ande o no ande. Y, muchas veces, no anda.

7Blanco y negro

Otra de sus perdiciones es la pedrería. Lentejuelas, brillos, abalorios… Beatriz de York, siempre que puede, apuesta por estos detalles tan resplandecientes.

8Verde esmeralda

Para la boda de la cantante Ellie Goulding de este verano, la royal eligió este vestido de seda verde que lo combinó con una gran diadema negra. Una mezcla algo complicada que, indiscutiblemente, iba muy con su estilo propio.