En muchas ocasiones los labios son los grandes olvidados y tan solo le aplicamos un bálsamo en invierno cuando los notamos agrietados. Grave error. Como cualquier zona del rostro, requiere de unos cuidados específicos para ello. Esto bien los sabe Laura Matamoros, que utiliza los productos específicos para cuidar y mimar esta zona del rostro, que en muchas ocasiones puede presentar algunos problemas como la descamación, tirantez y pequeñas grietas.

Es muy importante cuidar específicamente tus labios ya que tienen características propias. Ten en cuenta que su capa exterior es mucho más débil y fina, por lo que su función como barrera protectora es menos eficaz. Esto conlleva a que la boca sea mucho más propensa a deshidratarse.

Los dos básicos de Laura Matamoros

En primer lugar, Laura utiliza el bálsamo labial de Grown Alchemist (24 €). Se trata de un producto antioxidante, hidratante y protector, que además de suavizar y nutrir los labios, también los deja con un acabado sedoso y luminoso. Se utiliza también como base hidratante antes de aplicar el pintalabios. Entre sus ingredientes destacan los carotenoides y vitaminas procedentes de la semilla de sandía, que protegen la estructura de los labios, dejándolos suaves e hidratados; el complejo antioxidante +3, que reduce las finas líneas de expresión y arruguitas, protegiendo además del daño y el envejecimiento causado por los rayos ultravioleta; y los fitoesteroles y ácidos grasos oleicos y linoleicos procedentes del argán, que potencian la elasticidad de la piel.

Este no es el único producto que utiliza Laura Matamoros para cuidar sus labios. También confía el Coralip, de Skin Clinic (17,50 €). Un bálsamo labial y peribucal con una exclusiva fórmula a base de unos activos innovadores y micropartículas de ácido hialurónico, que además de reparar e hidratar los labios dañados y secos, mejora la definición del contorno de labios, recupera el volumen, forma y curvatura de los labios y atenúa las arrugas peribucales. Un poderoso bálsamo con 4 acciones: hidratante, antioxidante, antiarrugas y reparador. Además de que tiene una doble función. Por un lado puedes usarlo como labial, aplicando en el labio y el contorno, según la necesidad de la piel, con una suave masaje. Por otro, como una mascarilla nocturna: aplica masajeando una capa en el labio y alrededores para el relleno de arrugas.