Ya está aquí el calor y ha llegado el momento de enseñar los pies. Después de todo el invierno con calzado cerrado y de estas semanas en casa, la primera vez que nos colocamos las sandalias para salir a pasear es una auténtica prueba de fuego. Y lo principal es llevar una pedicura impoluta. Ya están abiertos los salones de belleza (con cita previa) para que te puedas pones en manos de un profesional, pero si estás en lista de espera o todavía no te animas a acudir a un centro especializado, te vamos a enseñar paso a paso a hacer una pedicura perfecta en casa… Y rematada con los colores tendencia de esta temporada.

 

Sumerge tus pies en agua con una temperatura de unos 37 °C durante 5 minutos aproximadamente. Puedes enriquecer el agua con ingredientes específicos como el ácido salicílico, que suaviza las zonas rugosas; los aceites, que nutren en profundidad, y los aceites esenciales.

A continuación retira la piel muerta y las durezas con una lima o también puedes recurrir a la piedra pómez (pero siempre con la piel húmeda). El cortacallos es un utensilio que se debe dejar mejor en manos de los profesionales.

Usa un cortauñas para cortarte las uñas, pero no las dejes excesivamente cortas. Utiliza una lima para darles la forma que quieras y suavizar los ángulos. No las redondees demasiado, es mejor en cuadrado, porque así evitarás la aparición de uñeros y heridas.

 

Empuja la cutícula. En casa es más recomendable llevar  la cutícula hacia el final de la uña con un palito de naranja, pero nunca cortar (eso lo debe hacer un profesional). Para empujarla, hidrata la zona con un aceite específico.

Aplica una capa nutritiva de aceite para uñas y cutículas.

Ponte una crema hidratante especial para pies, ya que penetran con mayor profundidad y date un buen masaje. Las plantas de los pies tienen una enorme cantidad de terminaciones nerviosas y no siempre es posible estimularlas todas al andar.

Termina con el esmalte de uñas. Primero ponte una base protectora sobre la uña limpia (si llevabas laca de uñas quítala con un algodón empapado en quitaesmalte mediante movimientos circulares). Después ponte el esmalte en dos capas lo más finas posibles desde el centro de la uña a los laterales, y termina con el brillo o top coat.

1Le Vernis de Chanel 27 euros

2essie 8,50 euros

3Le Vernis Dior 28 euros

4Catrice 2,90 euros

5OPI 16,80 euros

6Nars 20 euros

7Mavala 5,40 euros

8Bourjois 5,95 euros

9L'Orèal Paris 6 euros