Ashley y Mary-Kate Olsen son muy probablemente las gemelas más conocidas del mundo. Saltaron a la fama desde bien pequeñas, protagonizando decenas de series y películas, todo ellas de gran éxito; y, conforme fueron creciendo, ambas fueron encontrando su hueco en el mundo de la moda. No hay evento fashionista al que las hermanas falten y sus looks, de estética gótica y a veces demasiado lúgubres, tienen millones de adeptas. Tanto gusta su estilo que, en 2006, fundaron su propia marca, The Row. Una firma de moda que, según las propias creadoras, se centra «en tejidos excepcionales, detalles impecables y una confección precisa»; y que «combina una perspectiva atemporal con una actitud delicada que dan lugar a su característico icónico». Vamos, una firma que imprime la personalidad Olsen y la acerca al público más selecto.

The Row lleva años siendo aclamada por el público y la crítica. De hecho, este mismo año, la marca de Ashley y Mary-Kate Olsen ha vuelto a lograr el reconocimiento de los Premios CFDA, pues ha sido nominada a la categoría de mejor marca americana femenino y mejor marca de accesorios del año. Las que son, sin duda, dos de las categorías más importantes. Sin embargo, y a pesar de su gran éxito, la firma ha anunciado recientemente que se encuentra en una mala racha económica tras la crisis de la Covid-19. Tal es la situación, que lar hermanas se han propuesto incluso eliminar su colección de ropa masculina.

Una crisis de la que no se salva nadie

El coronavirus nos ha dejado una situación económica insostenible y sus consecuencias aún están por verse. Un mal momento que afecta a todos, pequeños y grandes negocios. The Row, por su parte, según informa WWD, ha tenido que recurrir al despido de gran parte de su plantilla, a los grandes recortes presupuestarios y algunos cambios estructurales en la empresa. De hecho, todo apunta a que Ashley haya tomado el puesto de directiva de la marca mientras que Mary-Kate se hubiera mantenido en el puesto de directora creativa.

Sea como sea, lo cierto es que la firma sigue aún con su proceso de producción de la colección otoño e invierno 2020 y con el diseño y creación de la colección de primavera del año que viene. Proyectos a largo plazo que nos hacen pensar que, afortunadamente, The Row aún sigue en pie. Aún así esperamos que a esta y a todas las firmas de moda que se han visto afectadas por la crisis sanitaria, les vaya de la mejor forma posible. La moda, como muchas otras industria, es imprescindible.