Abrumadoramente delicioso. 

Así comienza la pequeña reseña que hice sobre Propaganda 12 los últimos días del año que ya dejamos atrás. Y es que este lugar sin duda se ha convertido en uno de mis rincones favoritos de la ciudad. Mi gran descubrimiento del 2018 y mi lugar fetiche de este 2019. 

Propaganda 12, puede definirse como la vinatería más cool de la ciudad. Un espacio lleno de encanto, buen rollo y sobre todo buen vino y producto. 

No se puede hablar de Propaganda 12 sin mencionar su origen italiano. Aquí se puede beber y comer un trocito del país de la dolce far niente. Y es que en Propaganda 12 se va a disfrutar del vino y ya que estamos a degustar una deliciosa oferta gastronómica: “aquí la comida acompaña al vino y no al revés”.

Está claro, el personaje principal de Propaganda 12 es el vino. 365 referencias diferentes, uno para cada día del año, y una selección de 30 vinos por copa que cambian de forma mensual. Cuentan con referencias de toda la geografía italiana, una cuidada y amplia selección de Champagnes, otras zonas de Francia de pequeños productores y un guiño a diferentes países del mundo que incluyen Alemania, Portugal, Argentina, Chile y Australia, entre otros. Para España apuestan por vinos con nombre y apellido propio, vinos con alma de enólogos que les llaman la atención y les emocionan.

¿Y cómo no perderse en este laberinto vinícola?

Los VINATEROS, como ellos mismos se definen, son un equipo joven y desenfadado de profesionales que ayudan y guían a sus clientes de forma cercana y clara. Su objetivo es presentar el mundo del vino de una forma moderna, divertida y accesible para todo el mundo y que todos tengamos la sensación de estar como en casa. El primer paso será,  junto a ellos, elegir el vino y luego te recomendarán los platos más adecuados para acompañarlo. Estos modernos vinateros se encargarán de que vivas y sientas el vino de una manera diferente haciendo de la experiencia algo difícil de olvidar. 

Una carta breve pero intensa. La base de sus platos será el producto según temporada y otros que permanecen todo el año como la Mortadella Trufada de Bolognao o el Speck del Trentino. Indescriptible sabor para su  Caponata alla Siciliana, la Bouillabaisse o el Crumble de Manzana con “Vov”. Absolutamente gloriosos. 

Huyendo de decoraciones extravagantes y marcadas por un mismo patrón, en este local encontramos ante todo autenticidad. Ese toque a la italiana de estilo clásico mezclado con personalidad y buen gusto. Mesas de mármol con flores frescas, paredes envejecidas y una preciosa barra donde seguro se han vivido mil historias. Las botellas de vino aprovechan cualquier rincón para acomodarse y completar esta decoración tan personal. 

Un lugar fácil de recomendar. Un lugar lleno de tesoros para amantes del vino. Un lugar para aquellos que disfruten de lo exquisito. En definitiva un lugar que visitar. 

Lo bueno: Oferta gastronómica impecable. 

Lo mejor: Sus vinos.

Precio medio: 30-35€

Dirección: Calle Libertad, 12 Madrid . Tel: 910 567 003

@Mysevendays