Un pantalón pitillo negro, una rebeca en el mismo tono, una básica camiseta blanca y unos botines. El look de Ana Boyer no puede ser más sencillo, pero hay un detalle que lo convierte en algo más. La hija de Isabel Preysler, que siempre destaca por su perfecto estilo de corte clásico, nada que ver con su fashionista hermana Tamara Falcó, tiene ese completo clave, también absolutamente clásico, que eleva su estilismo… Y el de cualquiera. Nos referimos al icónico cinturón de Hermès.

Es uno de los complementos más legendarios de la casa francesa. Un cinturón reversible realizado en ternera Swift y ternera Epsom, con la hebilla con el logo de la firma en metal bañado en oro rosa. Fichamos sin dudar el look de Ana Boyer, aunque lo tengamos que combinar con un cinturón más asequible para todas, porque el precio del modelo de Hermès de es 530 euros.