Hace unos días conocíamos la noticia de que volvería a ser madre. Ana Boyer confirmaba el pasado 22 de julio que estaba embarazada de su segundo hijo y que Fernando Verdasco y ella serían padres en unos meses; dando un hermanito o hermanita al pequeño Miguel que cumplió un año el pasado mes de marzo. La hija de Isabel Preysler, que pasó las semanas de cuarentena en casa de su madre en Madrid, descubrió la buena nueva estando confinada. Sin embargo, la joven prefirió esperar y darnos la noticia esta semana. Sabiendo esta información, ahora entendemos por qué la veíamos tan radiante en su cuenta de Instagram. En todas sus últimas fotos salía especialmente deslumbrante y sus últimos estilismos, nos gustaban casi más que de costumbre. Estilismos que, sin saberlo, eran sus primeros looks pre mamá.

No fue hasta ayer cuando la hermana menor de Tamara Falcó subía a su cuenta de la red social una foto con el que es, oficialmente, su primer look de pre mamá. Y decimos de manera oficial porque este es el primer modelito que la joven viste después de confirmar su embarazo. En la publicación, Ana Boyer daba las gracias a sus seguidores por todos los mensajes que le habían escrito al conocer la noticia. «Muchas gracias a todos por vuestras felicitaciones y bonitas muestras de cariño siempre», escribía. El mensaje era simple pero muy bonito, exactamente igual que el vestido que eligió para la ocasión. Sencillo pero perfecto, se convierte en una de esas prendas que necesitas en tu armario.

De flores, mangas abullonadas y discretos volantes

Si la noticia de que va a ser madre nos gusta, el vestido que ha elegido para agradecer todos los mensajes de apoyo, no podía ser menos. Se trata de un diseño discreto, fresquito y muy favorecedor. Un prenda que funciona tanto en primavera como en verano; pero que combinada con unas botas altas y un sobrero de ala ancha, puede crear un look de diez en otoño. Es uno de esos vestidos todoterreno que funcionan en casi cualquier momento del año y en casi cualquier ocasión. Uno de esos vestidos que Ana Boyer sabe defender como nadie. De estampado floral en tonos cálidos, mangas largas abullonadas, rizo en la cintura y discretos volantes en la parte inferior, este minivestido de gasa y escote en uve no puede gustarnos más.

Es una prenda sencilla que, paradójicamente, no necesita ningún adorno para hacerte deslumbrar. No hay más que ver cómo la heredera de Isabel Preysler la combina. Ella solo ha optado por llevar dos finísimas colgantes y un par de pulseras en las muñecas. Ni grandes pendientes, ni maquillaje over the top, ni un peinado recargado. La futura mamá, como suele hacer, ha elegido pequeños elementos para conseguir un gran look.