Ana de Armas y Ben Affleck continúan con sus paseos de enamorados por los alrededores de la casa de Los Ángeles del actor, donde están instalados. Casi todos los días los vemos sacando a pasear a sus mascotas, aunque en esta ocasión han introducido la novedad de la mascarilla, necesaria debido a la pandemia de coronavirus que también está teniendo una gran incidencia en el estado de California.

En todos los paseos sacamos la misma conclusión, y es que la actriz nos está dejando unos looks estupendos. Con el mono de Gucci, la sudadera de terciopelo, el conjunto hippie o el vestido de animal print, cada uno mejor si cabe que el otro. Hasta que hemos llegado a este vestido que nos ha conquistado definitivamente.

La actriz ha elegido un vestido largo de cuadros en blanco y negro con tirantes anchos, rematado en un volante y con el cuerpo de nido de abeja que nos recuerda a nuestros vestidos de la la infancia. Un diseño que tiene todo para ser el vestido preferido con la llegada del buen buen tiempo.

Como ha hecho con todos sus looks lo ha combinado con sus sneakers blancas que quedan ideales. Pero también los estamos visualizando con unas sandalias planas de tiras o unas palas y el resultado es igual de magnífico.

El detalle que más nos gusta del vestido es el cuerpo de nido de abeja y esos tirantes, que directamente nos llevan a los vestiditos de bebé y de cuando éramos niñas, sobre todo en las ocasiones más especiales. Pero el vestido de la actriz tiene el mismo toque relajado que todos sus anteriores estilismos y que tan bien encaja en los días de verano.

Un parón en su carrera

Las circunstancias sanitarias han hecho que Ana de Armas haya tenido que hacer un alto en su carrera, que sin duda está atravesando su mejor momento. La actriz ha parado el rodaje de la película Blonde, en la que se pone en la piel de mismísima Marilyn Monroe; y el estreno de la última entrega de la saga del agente 007, Sin tiempo para morir,  donde ella se estrena como Chica Bond ha pasado de abril a noviembre, si no hay nuevos cambios. Aunque para suerte de sus fans este 17 de abril se estrena en Netflix la película Sergio, donde da vida a la argentina Carolina Larriera, la pareja del diplomático Sergio Vieira de Mello, interpretado por Wagner Moura, que fue enviado especial de la ONU durante la invasión de Estados Unidos a Irak en 2003.