No hay duda de que Ana de Armas y Ben Affleck son la pareja del momento y es que su historia de amor parece haberse fortalecido gracias al confinamiento. Mientras que muchas parejas, después de desesperadas semanas de encierro, se están tirando de los pelos, los dos tortolitos parecen estar más juntos que nunca. Ambos han pasado la cuarentena en su casa del barrio Brentwood de Los Ángeles y, en cada salida, los paparazzi han captado multitud de gestos románticos que demuestran que sus relación sentimental va viento en popa. Hoy, se les ha vuelto a ver paseando a sus mascotas y, sin duda, han dejado claro que lo suyo va para largo; pues esta vez no estaban solos, sino que la pareja de enamorados actores ha salido a pasear junto a los hijos de Affleck. Un pequeño paseo pero un gran paso para su relación.

La calle es su mejor pasarela

Como viene haciendo desde hace ya más de dos meses, la actriz hispanocubana ha aprovechado esta salida para hacer gala de su indudable estilo, convirtiendo la calle en una auténtica pasarela. En esta ocasión, la chica Bond ha elegido una combinación infalible: denim con denim, combinando cazadora vaquera con shorts del mismo tejido. Un conjunto que ha acompañado de una sencilla pero efectiva camiseta negra, colgantes variados, gafas de sol XXL y sus zapatillas favoritas de Yves Saint Laurent (425€).

Las prendas que ha elegido Ana de Armas conformaban uno de los looks más juveniles que la actriz ha llevado en las últimas semanas. Un elección más que acertada pues la acercaba (e incluso asemejaba) a los hijos del actor. Los shorts vaqueros, de talle alto y bajo deshilachado, son muy similares a los que ha llevado la hija mayor de Ben Affleck, lo que hacía que la española pareciese una más de la familia.

Una historia de amor de cine

Es imposible no reconocer el éxito de Ana de Armas. La actriz está en su mejor momento tanto profesional como personal y, desde Estilo y Vida, aunque con cierta envidia, nos alegramos enormemente. En el terreno amoroso, a la vista está que todo va sobre ruedas y su relación junto a Ben Affleck es equiparable a la de cualquier cuento de hadas. Los dos enamorados se conocieron mientras grababan el thriller Deep Water, la película dirigida por Adrian Lyne que narra la historia de un matrimonio que atraviesa una gran crisis. Sin embargo, en la vida real, la única crisis que han vivido es la de la COVID-19 pues tras semanas de rodaje, lo que surgió entre ellos fue una bonita relación sentimental que ni el coronavirus ha sido capaz de destrozar.