Como si del ave Fenix se tratara Piu di Prima resurge de sus cenizas. Y es que ya han pasado años desde que este restaurante se asentó en la conocida calle Hortaleza para convertirse en la referencia italiana de la ciudad. 

Tras un periodo de transición y con fuerzas renovadas Piu di Prima regresa a la ciudad sin ánimo de abandonarla. Será su chef original y actual socio del proyecto, Stefano Franzin, quien gestione y dirija este proyecto culinario de alta cocina italiana. 

Este renacimiento se vive en un amplio local donde la luz se convierte en elemento principal. Su inmenso ventanal no sólo deja ver parte del restaurante sino que ilumina a la que ya forma parte de la familia Piu di Prima: Sofía Loren. Y es que un gran mural con la imponente imagen de este icono italiano no pasa desapercibido por nadie. Su fondo verde contrasta con el vivo rojo de su vestido  y labios. Una acertada imagen que trasmite fuerza, elegancia y sobre todo la esencia de la bella Italia. 

 

La carta de Piu di Prima es el reflejo de la cocina clásica italiana. Las regiones protagonistas de sus recetas serán Véneto, Piamonte, Abruzo y La Toscana, sin olvidar las deliciosas influencias de su “nonna” Napolitana. 

Y el viaje gastronómico comienza por los entrantes. Imposible no comenzar este capítulo con su conocido vitello tonnato Più di Prima. La burrata della Puglia, el carpaccio de ternera o las berenjenas alla parmigiana son unos buenísimos alicientes para comenzar la experiencia. 

La reina de Italia tiene un importante apartado en la carta. Hablamos de la pasta.Y es que no solamente es pasta fresca del día, sino que se  elabora al momento de ser consumida de forma completamente artesanal y con mimo, destacando una receta del siglo XV que era la favorita de los nobles italianos por su exquisitez: raviolone con crema de parmigiano, yema de huevo de corral, espinaca y trufa rallada directamente en mesa. 

Otros platos de pasta que  no pueden faltar son los raviolini relleno de foie mi-cuit, cebolla morada y salsa de vino Siciliano, o los spaguetti al nero di sepia, con langostinos al ajillo y tomate cherry, una receta típicamente veneciana.

Obligada parada en sus risottos. Típicos del norte de Italia, elaborados con arroz italiano y terminados con las codiciadas y cotizadas trufas del país alpino, negra o blanca en función de la temporalidad de este hongo tan aromático como sabroso. Mención especial a su risotto al champagne con trufa blanca o el risotto a la tinta de sepia con carabinero.

El punto dulce lo aportan postres caseros como tiramisú clásico veneciano con gotas de chocolate y amaretto, strudel de manzana (influencia del sur del Tirol) o el refrescante semifrío de mojito en tres texturas.

Un esperado reencuentro para aquellos comensales que conocían y habían saboreado la carta de Piu di Prima y una agradable aparición para aquellos que no habían tenido la suerte. Bienvenidos al nuevo Piu di Prima!

 

Lo bueno: Opción de degustar platos fuera de carta que llegan del mercado en función de la estacionalidad del producto.

Lo mejor: El regreso de la esencia de 

Precio medio: 45 euros

Dirección: Paseo del Pintor Rosales, 30 Madrid. Teléfono: 917 65 01 83

 

@Mysevendays