Mila Ximénez tiene auténtica devoción por su hija y en estos momentos delicados está siendo su mejor apoyo. Alba Santana vive en Amsterdam con su marido y sus dos hijos, pero ha viajado a Madrid para estar al lado de su madre, quien acaba de anunciar que tiene cáncer de pulmón.
Alba llegó al aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid Barajas con uno de los mejores looks de viaje que hemos visto en los últimos tiempos. Eligió un fluido vestido midi de lunares en blanco y negro de manga larga y escote redondo, perfecto para viajar. Es cómodo y a la vez tiene todo el estilo.

El vestido como el que lleva la hija de Mila es una de las prendas más versátiles del verano, porque encaja en todas las situaciones dependiendo de los complementos. Además, el estampado de lunares es el print del momento.

 

Pero, además, los complementos no podían ser mejores. Eso sí, uno en versión popular y otro al alcance de contadísimos bolsillos. Alba Santana hizo esa combinación tan de moda de llevar los vestidos con zapatillas, en su caso unas Converse plateadas que tienen un precio de 65 euros.

El complemento más exclusivo

Pero el rey absoluto del look fue el bolso Birkin de Hermès, uno de los complementos más exclusivos, que tiene lista de espera y solo se puede comprar si puedes desembolsar más de 6.000 euros. Un viaje en avión es el mejor lugar para lucirlo porque fue precisamente en uno donde nació el mítico bolso.

En 1984 la actriz británica Jane Birkin se sentó en un vuelo de París a Londres al lado del presidente de la compañía de HermèsJean-Louis Dumas. A este le llamó mucho la atención que la actriz tuviera como bolso de viaje una gran cesta de paja y le preguntó por qué usaba ese tipo de bolso. Ella respondió que todavía no había conseguido uno ideal para viajar, porque los modelos disponibles no se adaptaban a sus necesidades, muchas eran difíciles de abrir y cerrar y otros muy incómodos. Dumas invitó a Birkin a que diseñaran juntos un bolso a su gusto. Y ahí nació un modelo para la historia.