La cantante celebró el 5 de mayo su 32 cumpleaños y ha querido agradecer las felicitaciones que le han llegado desde todos los rincones del mundo. Lo ha hecho con una foto en la que pone de manifiesto el espectacular cambio físico que ha tenido en este tiempo. Ya nada queda de la artista que lanzó su primer disco en 2008 y enseguida se convirtió en una de las grandes estrellas mundiales de la canción. Incluso podríamos decir que Adele es otra persona.

Algunos medios llegan a asegurar que la cantante ha perdido casi 70 kilos. Una cifra que ha conseguido gracias a la combinación de la dieta Sirtfood, que consiste en potenciar las sirtuinas, unas proteínas que activan el metabolismo y ayudan a quemar grasas, con el duro entrenamiento de ejercicios cardiovasculares y el Pilates Reformer.

Los fans de Adele han quedado impactados con el gran cambio. Aunque en los últimos meses ya se había apreciado una pérdida de peso significativa, la nueva imagen, con un vestido negro mini, es todavía más espectacular.
Además de mostrar su nuevo físico, la artista agradeció las felicitaciones que había recibido por su cumpleaños y alabó la labor de todos los trabajadores implicados en la lucha contra la pandemia de coronavirus: «Gracias por el amor en mi cumpleaños. Espero que todos estéis seguros y sanos durante este tiempo de locos. Quiero agradecer al personal sanitario y a los trabajadores esenciales que nos mantienen seguros mientras arriesgan sus vidas. Sois realmente nuestros ángeles», escribió a sus casi 44 millones de seguidores en Instagram.

Nueva imagen y nueva vida

La cantante está separada de Simon Konecki, con el que mantuvo una relación durante siete años y estuvo casada tres, y es el padre de su único hijo, Angelo, de siete años. Comienza una nueva etapa con un cambio físico tan impresionante que nos cuesta reconocer a la Adele que hace cuatro años veíamos pasear con su mascota por las calles de Santa Mónica, en California.