cejas perfectas:
se llevan pobladas

1Diseño. Con pinzas, cera o hilo, cualquier método es válido en manos de profesionales. Ahora la tendencia es llevarlas muy naturales y pobladas, pero eso no quiere decir descuidadas. Se coloca un lápiz en cada lado del tabique de la nariz para conseguir la referencia de dónde tiene que comenzar la ceja. El punto más alto debe corresponder con la mitad del ojo y debe terminar en la misma línea vertical que 2este. Si se prolonga unos milímetros más no la acortes.

Hidratación. Como las otras zonas del cuerpo, las cejas también hay que nutrirlas. El primer paso es desmaquillarlas todos los días. Después aplica cada noche, sobre las cejas secas, un sérum reconstituyente que estimule los folículos pilosos.

3Pigmentación. En el caso de las cejas
poco pobladas existen técnicas de pigmentación semipermanentes muy naturales que permiten tanto dar forma como rellenarla en los puntos que es necesario. La técnica del pelo a pelo consigue una aplicación más precisa y es la menos artificial de todas. Llegan a durar hasta dos años.

 

pestañas infinitas:
rízalas a diario

1Regenera. Aplica mañana y noche esos sérums que fomentan el crecimiento de las pestañas, a la vez que las engrosan y evitan que se sequen y se caigan. El resultado tras su aplicación constante son unas pestañas más nutridas y flexibles. Además las protege de la contaminación ambiental.

2Máscara. Elige también máscaras de pestañas con pigmentos ,de última generación que las hacen más largas, densas. Las últimas están diseñadas con ingredientes que crean una película que cubre cada una de las pestañas individualmente desde la raíz hasta la punta.

3Desmaquilla. El paso esencial para conseguir unas pestañas saludables es desmaquillarlas bien todas las noches. Elige productos específicos, ricos en aceite, ya que la piel del contorno de los ojos es la más fina y delicada del rostro. Nunca frotes sobre ellas porque puedes romperlas.

La extensión de pestañas es una técnica para alargar la mirada. Se utiliza pelo natural y se colocan una a una sobre cada una de las pestañas. Se retocan cada tres semanas.
Precio a partir de 90 €