Para los que siguen entrenando fuera, Fisioserv, la primera clínica de fisioterapia a domicilio, ofrece unas pautas con las que evitar las lesiones deportivas que puede ocasionar un ambiente frío o de lluvia. ¡Toma nota!

  1. Ir bien abrigado y utilizar todos y cada uno de los accesorios diseñados para los deportes practicados a la intemperie: gafas, guantes, casco, camiseta térmica, etc.

2. Proteger siempre las manos y la cabeza del frío y la humedad.

3. Si eres de los que les gusta correr a la intemperie, las zapatillas utilizadas contarán con un exterior transpirable e impermeable, a la vez que se adaptarán al peso y al tipo de pisada de cada uno.

4. Calentamiento. Nunca se debe olvidar el calentamiento pero en invierno es vital activar la circulación y los músculos sin llegar a sudar, tanto antes como después de cualquier tipo de ejercicio al aire libre.

5. Aplicar aceites musculares o cremas (sólo en caso de molestia) antes de comenzar a practicar deporte, y también después.

6. Cuidar la alimentación. Este punto resulta esencial a la hora de prevenir lesiones y para que el organismo esté en plenas condiciones para practicar cualquier tipo de deporte. Además, introducir en la dieta colágeno o gelatina contribuirá a que las articulaciones estén más fuertes.

7. Utilizar protectores articulares (sólo en caso de molestia) para prevenir futuras lesiones: tobilleras, rodilleras, etc.

8. Visitar al fisioterapeuta para prevenir posibles lesiones futuras, a la vez que se acondiciona la musculatura.