Aunque suene a película de serie B basada en una realidad distópica, hemos pasado dos meses encerradas en casa y eso nos ha cambiado notablemente. Tanto a nivel mental como a nivel físico. Las secuelas del confinamiento son incontables pero quizás la más evidente, porque salta a la vista, sea que ahora estamos más pálidas que nunca. Nuestro tono de piel se parece cada día más al de un folio A4 y eso, a escasos días de que llegue el verano, es imperdonable. La falta de vitamina D, de exposición solar y de aire fresco nos ha hecho perder el poco moreno que teníamos y ya que podemos salir a la calle es el momento de recuperarlo como sea. Es ahí cuando entran en juego los maravillosos productos autobronceadores, que consiguen darme un aspecto más saludable aún sin haber podido tomar el sol.

Seguramente, algunas de vosotras seáis de esas afortunadas que han pasado el confinamiento en casas con balcones, terrazas o jardines en los que tenderse al sol era el plan más apetecible. Sin embargo, muchas de nosotras habremos vivido la cuarentena en un pisito algo más humilde en el que la radiación solar brillaba por su ausencia. Muchas hemos tenido que conformarnos con la luz que nos proporcionaba la bombilla led de nuestro flexo y que, obviamente, no nos facilitaba la operación bronceado. Es precisamente por eso por lo que ahora los autobronceadores se convierten en nuestros mejores aliados ya que nos ayudan a ponernos a tono sin necesidad de tomar el sol durante horas.

¿Qué autobronceador debo comprarme?

Existen diferentes tipos de productos autobronceadores pero todos tienen la misma función: darle un toque de color a tu piel. Pueden ser productos elaborados a partir de caña de azúcar o de cupuaçu; en formado mousse, bruma, toallita, crema o en spray; y con protección solar o sin ella pero todos te ayudan a conseguir una tez morena todo el año de manera cómoda.

Es cierto que hace unos años, aplicarse una crema autobronceadora te daba un aspecto arcilloso, perfecto para formar parte del reparto de la película La casa de Cera; por la que, debéis saber, Paris Hilton recogió el premio a Peor actriz de reparto en los Golden Raspberry Awards de 2005. Gracias a la vida y al trabajado de las firmas cosméticas, ahora ese color Risketo es cosa del pasado. Ahora los productos autobronceadores consiguen darnos un tono uniforme que podemos mantener durante meses.  Toma nota a las diferentes marcas que te proponemos en nuestra lista de autobronceadores preferidos. Seguro que consiguen darte un aspecto radiante en fase 0 o en fase 4.

1Australian gold

Este producto en formato de aceite corporal no solo consigue darle un tono bronceado a tu piel, sino que también te ayuda a acelerar el proceso natural de tu piel. Cuesta 12,50€ y puedes encontrarlo en la web de Amazon.

2Clarins

Cuesta 27,55€ y es la solución para lucir un bronceado facil con el resultado más natural, como el de después de haber pasado un fin de semana al aire libre, los 365 días del año.

3Bioderma

Su acabado es en seco y muy homogéneo, lo que lo convierte en uno de los autobronceadores favoritos de todas. En formato spray, cuesta 10,06€.

4Bali Body

Es 100% vegano ya que está hecho de ingredientes orgánicos y naturales de origen vegeal. No se trata solo de un aceite bronceador, sino también de un aceite hidratante para el cuerpo y protector, ya que también protege la piel contra los rayos UV.  Puede ser tuyo por 22,95€.

5Avène

Por 11,29€, esta leche autobronceadora aporta tono e hidratación a tu piel en tan solo una aplicación. Perfecta para las pieles más sensibles.

6Garnier

No tienes excusa para no lucir bronceado porque estas toallitas, además de ser superfáciles de utilizar, cuestan tan solo 2,05€. Aunque no durará mucho, te ayudarán a conseguir un color natural y saludable.

7Ziaja

A la venta en tiendas como Primor, esta loción corporal bronceadora hidrata la piel y la broncea de forma suave gracias al cupuaçu, un ingrediente que tiene propiedades antioxidantesy es rico en varias vitaminas complejo B y vitamina C. De fácil aplicación, cuesta 5,44€.

8St. Moriz

Este mousse autobronceador es perfecto para aquellas que buscan conseguir un bronceado intenso con un acabado profesional. Lo curioso es que no funciona como un tinte de piel, sino que el bronceado se desarrollará durante 4 a 6 horas, de forma gradual. ¿Su precio? 6,95€.