El 14 de mayo de 2004 el príncipe Federico de Dinamarca se casaba con la abogada australiana Mary Donaldson. Con permiso de la novia, hubo una invitada que se llevó todas las miradas y que solo una semana después ella también se iba a convertir en princesa: Letizia Ortiz. Ese día, cogida del brazo del entonces príncipe Felipe, hizo su debut entre la realeza europea paseando por la alfombra roja como una auténtica estrella de Hollywood. A pesar de que con el paso de los años ha ido sofisticando su estilo hasta convertirse en la royal más fashion, nunca ha estado tan deslumbrante.

La culpa fue de Lorenzo Caprile, que le diseñó dos vestidos de inspiración española con los que se convirtió en la más elegante del acontecimiento.
El primero, que llevó en el concierto previo a la boda, pasó más inadvertido, pero también era perfecto. Un dos piezas con tejido valenciano de falda roja y cuerpo con flores brocadas y amplio escote de barco. Un acierto absoluto también fue el recogido que le permitía lucir el escote y los largos pendientes de brillantes.

Un vestido con el que Letizia pasará a la historia

El segundo, que pasará a la historia, un vestido rojo en crepé de seda y tul de seda natural, con drapeados en el cuerpo y la espalda, de donde salía una pequeña cola, y las mangas semitransparentes. También las joyas, unos espectaculares pendientes de brillantes y rubíes y unos broches Art Decó a juego prendidos a cada lado del escote cuadrado, que le cedió la reina Sofía, ayudaron a completar el espectacular look. Como también lo hicieron los zapatos en el mismo tono del vestido, de Pura López, y el bolso de mano con bordados de canutillos de cristal, una pieza de museo de principios del siglo XX.

La imagen de una impresionante Letizia se coronó con un favorecedor recogido de ondas al agua, tan español, que parecía directamente sacado de las modelos de los cuadros de Julio Romero de Torres.

1Debut en la realeza

Letizia debutó ante la realeza europea en la boda de Federico y Mary de Dinamarca, una semana antes de su propia boda con el príncipe Felipe.

2Estrella de Hollywood

Como una auténtica diva del Hollywood de los años 40, paseó la alfombra roja del brazo de su prometido con un espectacular vestido rojo de Lorenzo Caprile confeccionado en crepé de seda y tul de seda natural.

3Espalda y cola

Las mangas y la espalda semitransparente de la que salía una pequeña cola.

4Complementos

Llevó un bolso con bordados de canutillos de cristal, una pieza de museo de principios del siglo XX, y unos zapatos en el mismo tono del vestido, de Pura López.

5Joyas

Lució unos pendientes de brillantes y rubíes y un par de broches Art Decó a juego, que le cedió la Reina Sofía.

6Peinado

El espectacular look lo completó con un recogido bajo muy español, con ondas al agua.

7El primer look

El día anterior a la boda se ofreció un concierto para el que Letizia también eligió un diseño de Lorenzo Caprile. Pasó más inadvertido, pero el dos piezas con falda roja y chaqueta bustier brocada con amplio escote barco también merece estar entre sus mejores looks.

8Recogido

Fue un acierto su recogido con raya al lado que le permitía lucir el escote y los preciosos pendientes de brillantes.