Es la reina de corazones, pero también la reina de la elegancia. Desde que aterrizó en Madrid a finales de los años 60 cono solo 18 años hasta ahora, Isabel Preysler ha cultivado una imagen que la ha coronado año tras año entre las mujeres con más estilo de nuestro país (o incluso la más de todas).

Siempre amable y de un trato exquisito, y siempre con una imagen impecable, Isabel se ha mantenido fiel a un estilo clásico, aunque con las ligeras variaciones que correspondían a cada época que le tocó vivir. Así, en los 70 la conocimos con un estilo más hippie, abrazó los excesos de los 80 con marcadas hombreras y grandes joyas, y en los 90 se guió más por el minimalismo y los colores neutros. Ya en el nuevo milenio ha seguido regalándonos su innata elegancia y su esencia.

Fiel a su imagen

Algunos de sus mandamientos de estilo han permanecido inalterables a lo largo de las décadas, comenzando por su imagen. Pocas variaciones le hemos visto a la madre de Enrique Iglesias, salvo su melena unos centímetros más larga o corta y mínimas variaciones en el tono de su pelo. Ese ha sido uno de los secretos de Isabel, mantener esa misma imagen con el paso de los años, que se ha convertido en su seña de identidad. Ahora han sido sus hijas Tamara Falcó (su heredera tanto en la vida social como en cuestión de estilo) y Ana Boyer quienes han seguido los pasos de su progenitora (que también lucía una larga melena lisa en la década de los 70) imitando su clásica media melena.

Isabel ha sido la reina de la sobriedad y del «menos es más», salvo algunas excepciones cuando en los 80 todo era excesivo y el «más era lo más». Siempre ha preferido los colores lisos y neutros a los llamativos estampados, las líneas depuradas y los complementos poco ostentosos. Muchas de sus claves a la hora de vestir son fundamentales hoy para conseguir el mejor de los estilos.

Lecciones de estilo

La socialité de España por excelencia sabe que no es necesario enseñar demasiado, que en tu armario jamás debe faltar un Little Black Dress, que hay prendas básicas que son imprescindibles y que, por muy clásica que seas, unos pantalones vaqueros son la prenda comodín.
Hoy, a sus 69 años, continúa con su imagen perfecta en cada una de sus apariciones públicas. Amante de la moda, pero sin convertirla en una obsesión, Isabel Preysler sigue dándonos lecciones de estilo que debemos tener siempre muy presentes al abrir nuestro armario todas las mañanas para elegir el estilismo.

1Blanco y negro

La combinación de colores más clásica y elegante de todas y con la que jamás se puede fallar. Isabel Preysler hace de el blanco y negro su comodín y uno de sus mejores aliados para estar desde hace muchas décadas entre las mujeres más elegantes de nuestro país.

2Camisa masculina

Una prenda que debe estar en todo fondo de armario es una camisa masculina en blanco (o azul como en el caso de Isabel) que te combinará tanto con los looks más ejecutivos como con los sport.

3Color y alpargatas en verano

El verano permite más licencias y alegrías en los looks, empezando por el color. La madre de Enrique Iglesias se atreve con estampados y mezclas más llamativas. Y también nos deja claro que en la temporada veraniega las alpargatas se convierten en el complemento 10.

4Colores neutros

Sin embargo, a Isabel le gustan más los tonos sobrios y neutros que los estampados llamativos. Si vistes en nude, beige o camel como ella sabes que vas a acertar seguro.

5Un complemento potente (pero solo uno)

No se caracteriza por el exceso de joyas y complementos. Tiene una regla que nos encanta y que debemos seguir si no queremos fallar. Elige un complemento llamativo y poderoso, pero solo uno. Y todavía mejor en contraste con estilismos más sobrios.

6Little Black Dress

Fue Coco Chanel quien convirtió en los años 20 el Little Black Dress (o lo que es lo mismo el vestido negro de cóctel) en la prenda indispensable que ha llegado hasta nuestros días. A Isabel le hemos visto multitud de ellos, pero este, de cuello cerrado, manga larga, largo a la rodilla y ligeramente entallado cumple con todos los requisitos para ser el diseño perfecto.

7Básicos que siempre triunfan

Los looks formados por básicos nunca fallan. Y el jersey de rayas en blanco y negro es una de esas prendas indispensables.

8Todo al rojo

Valentino se enamoró de este color en los años 50 «contemplando a una serie de mujeres españolas elegantísimas vestidas de rojo» en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona. El diseñador lo convirtió en su color fetiche y en indispensable en el vestidor de toda mujer. Isabel también lo elige en muchas ocasiones para sus looks de fiesta, como hizo con este perfecto diseño de Hervé Moureau para Pronovias.

9Semitransparencias

En cócteles y estrenos, sin necesidad de ir de gala, hay ocasiones en las que Isabel se muestra menos clásica, aunque sin perder su esencia. Este vestido con un estampado inspirado en las profundidades marinas y mangas semitransparentes, de Miguel Marinero, es un buen ejemplo. Y es que un vestido diferente siempre debe estar en tu armario.

10Traje de chaqueta

Aunque cada temporada el traje de chaqueta se reinventa en diseños (oversize, pantalón ancho, tobilleros…), tejidos y estampados, Isabel sabe que el básico, con chaqueta de cuello esmoquin ligeramente entallada y pantalón de vestir, en blanco, beige o negro es un acierto seguro.

11Vaqueros

Los pantalones vaqueros no pueden faltarte. En su caso siempre opta por los diseños clásicos rectos y en azul, un acierto seguro.

12Vestido blanco en verano

El blanco es el color del verano por excelencia y todavía mejor si lo llevas en un vestido bordado (lo más esta temporada) de estilo Adlib y con los complementos adecuados como hace Isabel.