Un correcto maquillaje tiene sus trucos, y pasarse o quedarse corta puede arruinarnos el look. Utilizar bien el iluminador es uno de ellos, por eso de la mano de la maquilladora profesional Cristina Lobato te decimos cómo utilizar el highlighter de manera natural para brillar este verano.
Sigue estos 10 pasos.

1. Escoge bien el tipo de iluminador
Deberá adaptarse a tu tipo de piel y al efecto que quieras conseguir. Existen iluminadores correctores para, además de iluminar, corregir imperfecciones, iluminadores fluidos, en polvo o multiusos.

2. Las pieles maduras es preferible que opten por iluminadores correctores
Suelen ser fluidos y su formato incluye un pincel aplicador, corrigen la zona de la ojera, rellenan pequeñas líneas de expresión y aportan luminosidad gracias al concentrado de pigmentos cristalinos que contienen.

3. Mezcla el iluminador líquido con la base de maquillaje
Añade un par de gotas para crear un brillo radiante natural.

4. Aplica brillo en las zonas correctas
Las zonas para aplicar el iluminador son: zona alta del pómulo, arco de las cejas, zona del lagrimal y arco de Cupido.

¿Qué iluminador elegir?

5. Si apuestas por un iluminador en polvo…
Escoge siempre el tono en función de tu color de piel y aplícalo en la zona alta del rostro al igual que los de la textura fluida.

6. Los iluminadores multiusos 
Son perfectos para crear un maquillaje monocolor, rápido, sencillo y muy natural. Textura en polvo compacto o perlas, la mezcla de diferentes tonos dentro del mismo producto nos permite conseguir un colorete irisado. También lo podemos aplicar en el párpado como sombra de ojos y conseguimos un look fresco y con un gran aporte de luz.

7. Si tienes la piel grasa, ¡ojo con los iluminadores!
Evita usarlos, sobre todo, en la zona T.

8. Para pieles normales o secas…
Un truco es aplicar un poco de Biopel o bálsamo tipo 8 Horas de Elizabeth Arden a modo de iluminador. El efecto es muy natural y jugoso sin necesidad de brillar con partículas de luz, un efecto mojado perfecto para las noches de verano.

9. No te pases con el iluminador…
¡Crea adicción! Ilumina siempre las zonas del rostro que quieras resaltar y juega con los polvos de sol para crear diferentes volúmenes.

10. Iluminar partes del cuerpo
Puedes aplicar toques de luz en la zona de la clavícula e incluso en los hombros para crear un look radiante para las noches de verano.