La actividad física es saludable, tanto para  nuestro cuerpo como para la mente, pero no todos los deportes encajan para todo. La plataforma de corporate wellness Gympass y ifell, la app de psicólogos online, han presentado el estudio Deporte y Salud Mental, que tiene como objetivo paliar los efectos de los principales problemas psicológicos a través de una disciplina deportiva específica.

Te decimos cuáles son esos deportes y actividades que sirven como apoyo para hacer frente a los principales trastornos psicológicos a los que se enfrenten los españoles.

1. Ansiedad – Yoga. Esta disciplina física y mental ayuda a controlar la respiración, conseguir consciencia sobre el cuerpo y gestionar las emociones de manera positiva.

2. Depresión – Boxeo.  Ya sea en un ring o contra un saco, alivia los síntomas de la depresión, pues proporciona una gran cantidad de endorfinas, un refuerzo natural del estado de ánimo. Fomenta además la confianza y la autoestima.

3. Ataques de pánico– Pilates. Ayuda a dominar el cuerpo y controlar los impulsos, además de aportar capacidad de concentración.

4. Insomnio – Running. Para aquellos que tengan trastornos del sueño, las actividades de carácter aeróbico como el running mejoran la circulación sanguínea y la frecuencia cardiaca, relajando el cuerpo y facilitando un mejor descanso.

Deportes en equipo y en solitario

5. Falta de habilidades sociales – Deportes de equipo. Los problemas para interactuar con otras personas tienen que ver con la falta de destrezas comunicativas y problemas de autoestima. En estos casos se prescribe la práctica deportiva en grupo, ya que contribuye a mejorar las relaciones sociales, como por ejemplo, fútbol, baloncesto o voleibol. En estos deportes es esencial contar con el otro y comunicarse con él a través de mensajes sencillos y claros que favorezcan vencer juntos.

6. Dificultades con la soledad– Natación. La natación es un deporte que normalmente se practica de manera individual, por lo que puede resultar útil a personas que toleran mal estar solas o no compartir actividades y que quieren mejorar en este aspecto. Al ser imposible practicarla escuchando música o viendo algo que no sea el carril por el que estás nadando, te aísla del exterior, ayudándote a focalizar la atención en ti en un espacio donde solo tú estás presente.

7. Problemas de pareja – Bailes de salón. Fomentan el contacto físico, la coordinación de uno con otro, pueden resultar divertidos y favorecer que los participantes se centren en una acción compartida y en no discutir.

8. Baja autoestima– Ciclo indoor. El deporte, en general, ayuda a paliar los problemas de autoestima, pues favorece la producción de neurotransmisores relacionados con el placer, relaja, ayuda a descansar y a tener un cuerpo más sano y tonificado, lo que contribuye a mejorar la autoestima.
Ciclo indoor es un deporte muy completo, pues ayuda a quemar grasas y tonificar mientras pasas un buen rato en compañía y con buena música.

9. Duelo – Karate. Puede resultar beneficioso practicar algún deporte que ayude a descargar emociones y actúe como un anclaje en el aquí y ahora. Deportes que requieran contacto, conciencia del cuerpo y expresión controlada de la energía, como el karate, pueden ser de ayuda en algunas situaciones difíciles.

10. Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) –Taichi.  El taichi es una disciplina que requiere un entrenamiento riguroso, gran capacidad de concentración y coordinación y control sobre el cuerpo. El desarrollo de estas capacidades puede ser muy beneficioso en el abordaje del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).